Consejos y guías

La “rutina capilar”

  • Nivel de dificultad

El lavado…
-Antes de lavar, desenreda tu pelo muy bien, así evitarás que se quebren las puntas una vez que esté mojado.
-En la ducha no utilices agua demasiado caliente, ya que provoca que el pelo pierda brillo y se reseque.
-Cuando te laves el pelo, recuerda masajear con la yema de los dedos. Jamás utilices las uñas, que dañan el cuero cabelludo y estimulan las glándulas sebáceas que producen la aparición de sebo.
-Enjuaga y utiliza acondicionador sólo en las puntas. De lo contrario tu pelo quedará grasoso y se demorará más en secar.
Al final del lavado utiliza agua fría para que tu pelo tenga más brillo.

El secado…
– Luego de lavar, para que el pelo no se encrespe, utiliza para secar una toalla de microfibra.
– Cuando desenredes, hazlo desde las puntas hacia arriba, para no quebrar el pelo.
– Para desenredar utiliza dos cepillos de pelo. Uno grande y uno pequeño.
– Recuerda utilizar el secador desde lejos, para evitar resecar el pelo. Utiliza una boquilla para dirigir el aire y secar más rápido. Ayúdate con el cepillo grueso.
Cuando esté seco, utiliza la boquilla más delgada del secador, para ayudarte a alisar el pelo. Comienza con el cepillo más pequeño a peinarlo y darle forma. Ve de la raíz a las puntas.

Temas relacionados

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNPARA RECIBIR NOVEDADES