Consejos y guías

Hair Contouring para todas

  • Nivel de dificultad

“Luces para destacar, sombras para ocultar” es la base de la técnica de maquillaje para definir y destacar los rasgos de tu rostro, más conocida como Contouring. Se puso de moda hace algunos años en las pasarelas más importantes, pero gracias a la infinidad de tutoriales y paso a paso que llenaron internet o las redes sociales, dejó de ser de uso exclusivo de los expertos y ahora es muy fácil que lo puedas hacer tú misma en casa.

Pero el contouring va más allá y hoy también se utiliza en el cabello, jugando con tonos claros, medios y oscuros en el contorno de la cara para sacar lo mejor de ti. Esto no significa aplicar todas las tonalidades que queramos en el pelo, ojo con eso; se recomienda combinar hasta dos tonos más claros o más oscuros que el color natural, con foco siempre en el cabello del marco del rostro.

La clave está en saber cuál es el que más te conviene según tu tipo de rostro, porque al igual que en el maquillaje, no todas las mujeres tenemos las mismas necesidades y desperdiciaremos una gran oportunidad de realzar nuestra belleza si no elegimos.

  • Rostro redondo: en este caso el objetivo es alargar el rostro. Para ello, se ilumina la parte superior con tonos claros (desde la raíz hasta las orejas), oscureciendo ligeramente hacia las puntas.

 

  • Rostro alargado: aquí la estrategia se centra en acortar este tipo de rostro, combinando una raíz oscura con destellos más claros y luminosos por encima de la línea de las orejas hasta las puntas.

 

  • Rostro cuadrado: para recortar amplitud se debe aclarar la parte superior y oscurecer la zona de la mandíbula.

 

  • Rostro con forma de corazón: para iluminar la mitad inferior de la cara se puede partir por un color más oscuro desde las raíces hasta las orejas y degradar con tonos más luminosos hacia las puntas.

Temas relacionados

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNPARA RECIBIR NOVEDADES