Consejos y guías

Abusar del zapato plano puede causar una lesión crónica

  • Nivel de dificultad

Santiago, Marzo 2020-. Porque cuando se trata de moda, todo vale. Pero definitivamente hay algunas tendencias que no son muy beneficiosas para la salud. Y es que pareciera que el zapato plano, como las tan amadas ballerinas, no son perjudiciales. Pero lo cierto es que no son tan beneficiosas para la salud como se cree, y de hecho pueden causar tantos o más problemas como lo hacen los criticados tacos altos.

 

El inconveniente de cambiar de golpe de un zapato alto a uno plano es que provoca que el músculo se estire o acorte demasiado y provoca una condición que se llama fascitis plantar. “Esto se debe a una sobretensión de la fascia, que es un tendón que comienza en el talón y se extiende hasta los dedos de los pies”, explica Juan Eduardo Santorcuato, traumatólogo y especialista en medicina deportiva de la Clínica Universidad de los Andes.

 

El dolor de la fascitis plantar es de tipo punzante, y se localiza habitualmente en el talón. Suele aparecer en las primeras horas de la mañana o al estar mucho tiempo de pie. Ignorar este dolor puede provocar dolencias crónicas en otras partes del cuerpo, como en el talón, en las rodillas y en la espalda. “Esto se debe, ya que al estar con una mala mecánica de la pisada se sobrecarga otra musculatura”, desarrolla el traumatólogo.

 

La elección del calzado es un factor importante en el tratamiento preventivo de la fascitis plantar. Este debe dar un apoyo adecuado para el arco del pie y tener una apropiada amortiguación para los impactos. Sin embargo, también hay factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer este mal, entre los cuales está padecer de obesidad, realizar actividad física de impacto, tener una alteración en la forma del pie, y/o tener algún trabajo o actividad que requiera estar mucho de pie. El especialista manifiesta que “no hay un tiempo determinado en el que se pueda advertir que va a comenzar el dolor, eso solo depende de la morfología de cada persona”.

 

En definitiva, las recomendaciones son evitar el cambio de golpe del taco al zapato plano, si es que estás acostumbrada a usar zapatos con varios centímetros de más. Para esto, lo ideal es usar uno con un poco de altura, que permita que la fascia se vaya adaptando al cambio.  Además, se aconseja realizar constantemente ejercicios de elongación para esta zona del cuerpo para prevenir una lesión.

Temas relacionados

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNPARA RECIBIR NOVEDADES